Mujer y café: un mismo mundo.

Con notas cítricas , dulces o amargas, un poco fuerte y con tono, así es el café ; como una mujer .

Tras una taza de café, hay muchas historias que en el mundo faltan por reconocer. La mujer cafetera; ama de casa, sembradora, recolectora, barista y empresaria. Día a día ofrece sus manos, su mente y su corazón al mundo del café. Hoy estas letras se suscitan en el poder femenino, en el aroma de esa taza de café que disfrutamos a diario y en las montañas de mi campo colombiano.

Doña Betty Campo Fernández

Ser como Betty Campo, no es nada sencillo. Es admirable todo lo que esta mujer logra en su vida y en la de los demás. Mujer Caucana (del departamento del Cauca- Colombia) que llegó a Pijao hace unos años junto a su familia en busca de la vida que hoy disfruta.

El mundo del café especial lo acogió con gran gusto desde hace 4 años cuando su padre don Leo Campo comenzó esta gran labor y pasión compartida con toda su familia. Betty y su madre son el soporte de la finca Villa Gloria donde 7 hectáreas de Café cosechan entre Guamos, Plátanos y Frutales. Todos los días Betty alterna las labores de cocina con otros trabajos del campo que va desde alimentar cerdos y gallinas, lavar y colgar la ropa, correr la elba del café, organizar, limpiar y acoger con el calor de la leña y su manos serviciales a su familia y cada visitante y trabajador de la finca. Dos días a la semana camina una hora y media por las trochas de una vereda de Pijao para llegar a su clase sobre procesos de café. En su mente siempre hay un futuro que disfruta tanto como lo hace hoy. Es una mujer curiosa y activa y una futura emprendedora del café.

Sus manos sustentan toda una familia y a varios trabajadores, su mente firme y decidida prepara el futuro y fortalece la economía familiar y su corazón calienta el hogar al son de su fogón de leña. Es el mejor ejemplo para sus dos hijas y para el poder femenino que representa. La ama de finca.

Doña Martha Cecilia Santa Cruz

Desde que tiene memoria ya andaba entre matorrales y montañas con olor a tierra cafetera; en sus tiempos libres rajaba leña, “voleaba" machete y apoyaba otras labores en la finca donde vivía con sus padres como agregados; labores que alimentaron su ser y su amor por el campo, que le forjaron su identidad campesina y trazaron su vida y su futuro.

Doña Martha trabaja en el campo recolectando café. Es una mujer fuerte que "iguala" su fuerza a la de los otros compañeros de trabajo, que en su mayoría son hombres. Lo hace con honor y con la tranquilidad de estar obrando bien, de contar con un trabajo que disfruta y le da el sustento para sus hijos. Cuenta que debe escoger los granos más rojos de la planta sin dejar caer al piso los granos no maduros para evitar la atracción de la broca. Mientras lo hace, piensa en sus hijos ¿qué estarán haciendo? , se pregunta.

Doña Martha hoy quisiera irse temprano para la casa, está cansada y por eso a veces siente que ya quiere dejar de trabajar, pero tiene una familia por la cual responder y eso es motivo suficiente, para mañana despertar de nuevo y representar el poder femenino entre los cafetales. La recolectora.

Maribel Raigoso Tello

"Criada entre el néctar de la esencia de nuestra tierra" así se presenta esta mujer. En una vereda del municipio de Pijao nació y creció entre una auténtica familia cafetera, entre tertulia al son del triple de su padre el cual fue su primer ejemplo de humildad, paciencia y transparencia. De su madre heredó el emprendimiento (lo que en esta tierra llamamos berraquera) y el propósito de reconocer ese diamante en bruto que tiene cada hogar: la mujer.

Siempre le gustó el campo y de su padre aprendió a trabajar el café, estudió un técnico de cafés especiales y enamorada cada día más y orgullosa entre sus cafetales, aplicó las técnicas estudiadas en el proceso de la finca que administra, desde la semilla, trasplante y cosecha, su primer sueño dorado fue cumplido.

Maribel, curiosa, emprendedora e inspiradora. Hoy hace parte de un sueño compartido, donde cosechó su labor en apoyar y reconocer el trabajo de las mujeres del municipio de Pijao. Y junto con otros aliados y 11 mujeres más, conforman Paisaje, Mujer y Café, una tienda de café o Centro de Negocio como lo afirma ella; donde las mujeres emprenden en el mundo del café a través de la venta del grano, el café preparado y artesanías, sustentan a 12 familias, colorean un pueblo con su berraquera e inspiran a las futuras generaciones, como los tres hijos de Maribel que también empoderaron su vida alrededor del mundo cafetero así como lo hace su madre. La empresaria.

Gloria Patricia Bueno

Una asociación juvenil de su colegio fue la semilla de esta pasión. Todo comenzó en armonía a su curiosidad por aprender algo nuevo. Gloria todos los días emprende un viaje entre la siembra, el germinado, la recolección, el lavado, la tostión y el producto final. El barismo le ha enseñado a valorar el trabajo de cada proceso del café y por tanto siente y afronta la gran responsabilidad que tiene al representar ante una taza, todo el trabajo de muchos campesinos.

Por ser mujer, cree que hace de esta labor algo más que servir una bebida, por eso es curiosa por aprender, innovar y formar a otras personas en el mundo del café.

Dice que el café tiene vida y es muy sensible, absorbe y percibe todo lo que hay a su alrededor; por eso siempre intenta tener la mejor disposición para hacer el mejor café del mundo, y mostrar el gran trabajo de cada personaje que participo en su creación. La barista.

La mujer; ella, que no se queda con la primera respuesta, a la que una sola cosecha no le basta, ella; la que recolecta los mejores momentos, como los mejores granos maduros y fuertes; para siempre mejorarlos, y así formar; un buen hogar, excelentes hijos, los mejores negocios y a otros seres.

Y ahora, con un café a punto de tomar, ¿cuántas mujeres crees que hay detrás de aquella taza? Espero que ese próximo café sea motivo de reflexión, dedicado a Doña Betty, Martha, Maribel y Gloria y cada mujer que hoy protagoniza en silencio el mundo del café.

Escrito por: LaurAcostaJ

Tours

Nosotros no hacemos tours, creamos experiencias.

#Coffeeandtravel