4 tradiciones en torno al café que deberías saber

finca cafetera paisaje cultural cafetero bahaereque

Alrededor de está deliciosa bebida, se han consolidado prácticas culturales que forjan el Paisaje Cultural Cafetero. Diversos elementos entre la arquitectura, la gastronomía y su gente, viven en el interior de las calles y campos de los pueblos cafeteros de Colombia. A continuación descubriremos cuatro tradiciones en torno al café, que deberías saber si quieres visitar esta región de Colombia:

Uso de las plantas medicinales

Es muy típico que alrededor de la arquitectura cafetera se encuentren hermosos jardines; creados y cuidados con gran sabiduría, paciencia y amor por mujeres. Las plantas son todo un universo por descubrir, y está totalmente unido a la cultura cafetera.

Doña Ligia tiene en su casa un gran botiquín vivo; poleo, sábila, hierba buena, albahaca, son algunas de las plantas que inspiran su quehacer. A través de los años doña Ligia gracias a su abuela y a su madre ha construido un conocimiento invaluable sobre este universo.

Doña Ligia en El Patio de Experiencia Cafetera.

El uso de las plantas como medicina y alimento se remonta desde muchos años atrás; los indígenas tenían una relación armoniosa con la naturaleza y de ella sustentaban todas sus necesidades con respeto y reciprocidad. Hoy en día este conocimiento aún vive en la cultura cafetera, con las señoras que entre patio y patio intercambian gajitos (hijos de las plantas), recetas, infusiones y remedios y una que otra charla sobre fulanito (el vecino).

Sin duda alguna las plantas y flores que adornan las casas y calles de los pueblos cafeteros son producto y orgullo de estas mujeres que diariamente abonan, le hablan y consienten a su florecido jardín.

El maíz y la gastronomía

El maíz, alimento ancestral indígena que hoy es materia prima esencial en la gastronomía de Colombia y la cultura cafetera, del cual se preparan diferentes y suculentos alimentos como: arepa, buñuelo, natilla, tortas, subidos, envueltos, tamales y bebidas como masato, mazamorra y chicha.

Envueltos de maíz.

Son parte de una diversidad de platos que fueron tomando forma con la fusión de otros alimentos traídos desde Europa y África en la época de la colonización Española y que hasta nuestros días se ofrecen como parte de la gustosa gastronomía del Paisaje Cultural Cafetero, como una de las más apetecidas por los viajeros que visitan Colombia.

Te invitamos a probar muchos de los platos típicos que se preparan a partir de este cultivo que estuvo aquí antes que el café; y que podrás encontrar en toda plaza de mercado o parque principal de un municipio de la región cafetera.

Religiosidad católica

Procesiones, gran devoción a la virgen con altares en los hogares, los barrios y veredas, diferentes celebraciones religiosas todo el año y con especial tradición en la época de diciembre (ver artículo de tradiciones de diciembre) son algunas de las manifestaciones culturales del Paisaje Cultural Cafetero relacionadas con la religión católica.

Sobre todo las mujeres son las que lideran las comunidades religiosas dentro de un municipio, por lo menos una vez por semana se encuentran en grupo para rezar el rosario, participan activamente en grupos y juntas de la iglesia, y todo el tiempo profesan gran respeto y fe por las divinidades religiosas a su familia y visitantes de la región cafetera.

Si te encuentra en una región cafetera, no dudes en visitar la iglesia del parque principal, algún altar de la virgen con su especial decoración de arte popular, participar en una procesión, o hablar con una señora sobre su fervor religioso.

Uso de la arcilla y la guadua

Las montañas cafeteras, además de los cultivos de café y plátano, tienen cerca a los arroyos y quebradas de agua, plantas de guaduas, las cuales durante muchos años fueron el recurso más utilizado para la fabricación de casas con técnicas como el bahareque.

El bahareque es el tipo de construcción indígena y campesina a base de materiales naturales como guadua, tierra y boñiga de vaca. Se usó para la construcción de casas, iglesias, haciendas, establos, todas aquellas construcciones asociadas a la producción del café; pese a ello, está técnica ya no se utiliza y quedan muy pocas construcciones de este tipo; por eso, actualmente las casas que se conservan con esta arquitectura son consideradas patrimonio cultural material de la humanidad como parte del Paisaje Cultural Cafetero.

Casa construida en Bahareque en el municipio de Pijao Ver en Instagram

Hoy el uso de la guadua se destina a la fabricación de accesorios, muebles y artesanías o grandes y estéticas construcciones.

La arcilla, un tipo de tierra que comúnmente es llamado barro cuando le aplican agua para formar una masa moldeable; con ella realizan objetos decorativos y útiles para el hogar; también es el material dominante en las canchas de tejo (ver artículo sobre el tejo) anteriormente se utilizó para la fabricación de tejas, típicas en la arquitectura bahareque.

La creación de objetos con arcilla llamada Alfarería, se remonta a la época de los indígenas Quimbayas, los cuales fabricaban cerámica con finas arcillas logrando piezas de gran elaboración técnica en relación a otras tribus; por ello la cerámica Quimbaya es una de las más representativas en el arte precolombino colombiano; sin embargo no podemos dejar atrás a los indígenas Pijaos que habitaron parte de la cordillera del Quindío y que también dejaron un legado material e inmaterial en esta región cafetera. En el edificio de la Alcaldía de Pijao podrás encontrar una exposición de algunas piezas de alfarería de esta cultura ancestral.

La mayoría de tradiciones, son parte de un legado cultural dejado por los indígenas y que tomaron su particular forma cuando se fusionaron con otras tradiciones traídas desde el continente europeo o que han sido moldeadas por las dinámicas culturales actuales.

Te invitamos a vivir una genuina experiencia cafetera, a través de un viaje cultural en torno al café y con el contacto directo con la gente real que lo hace posible.

Escrito por @LaurAcostaJ